Manifiesto desde la derrota...




Me refugiare en ti, derrota plana, cruel. Y cerrare las persianas para que los monstruos que me habitan se traguen mis entrañas hasta saciarse y yo muerto del miedo me pondré a llorar. Y buscare algún refugio en mi infancia, la que dejaron colgando de una fotografía mal encuadrada. Entonces la madrugada calara en los huesos y veré  como la habitación cada vez se hace más pequeña y yo me asfixio y quiero gritar, salir corriendo, tragarme de una puta vez la tristeza, hasta que se atore en la garganta y nazcan raíces, brote saliva y miedo, mucho miedo.  Como ese día en el que nací y el cordón me mataba y luego mi madre me dijo: Vive, vive. Y me dejaste vivir pero lamiste el talón, pariste a mi lado, derrota tosca, primitiva.
Ya se tus esquinas, tus faroles, se lo que me dices al oído cuando paso por el puente peatonal y pienso en saltar y tu me alientas a saltar de una vez y yo necio aferrándome a la vida, a tu cara de espanto, al residuo de miseria que dejas, que se junta con el montón de platos sucios que de nuevo no lavaré por que quiero estar tirado en el suelo, mirando la mancha de humedad que a ratos toma formas casi humanas.
Me refugiare en ti, derrota puta, mía. Te deletrearé la madrugada para que te quedes en paz, para que esta vez no te hagas Dios, el que me tumba y luego me perdona.  El que me abandona para decirme hijo pródigo. Y ya estoy de nuevo mirando el cielo, la ventana, con mi tanto de esperanza, de fe en algo que no pedí, de alguien al que le rezo para sentir el eco del cuarto, y es su única respuesta el eco, mi voz.
Dejaré que entres, derrota ruidosa, vulgar. Y que todos los que me odian me miren desde cualquier vitrina, como un espectáculo grotesco de la miseria, del rencor, del auto sabotaje y el esperar estar jodido para no tener que decir gracias, para no tener que comprobar que lo merezco, para no pasar por la banda y ser medido. Por eso estoy así, cauteloso, esperando fallar para que me digan te lo dije. La cobardía del ser, del-ser- alguien-algo, más que un mueble.
Me refugiaré en ti derrota, pero luego encenderé mi linterna de esperanza y alumbraré lo que quede de vida y entonces te pondrás por fin seria y trataras de joderme de veras, pero no podrás, porque no estoy solo, porque cuando abra la puerta y las persianas, estarán ellos para decirme ya era hora, para impedirte que pases y yo les diré que los amo, que son mi fuerza. Y ellos no necesitaran oírlo porque de sobra lo sabrán y entenderán que cada paso que doy, es también uno que me acerca mas a ellos, que me aleja de ti, derrota sola, triste.
Me refugiare en ti, pero abriré las persianas y entonces tendrás que irte con tu cara de imbécil, y yo agradeceré por mi Madre, por mis hermanos, por los pocos amigos que aun están porque confían en que algún día, no muy lejano, comenzaras a mirarme con respeto.

Categories: Share

2 Responses so far.

  1. Indbabes says:

    A differentiate our models from the others; we can promise that you won't be disillusioned or humiliated . So Visit This Link Gurgaon Escorts

  2. night life and much more. For men who like to be seen out on the town with wonderful models and to appreciate the best encounters that the urban community nightlife brings to the table, we have set up a strong notoriety of being the best Escorts Service in Gurgaon

Juan H. Villar

Mi foto
Monterrey, Nuevo León, Mexico
Mi vida es tan aburrida que tengo que inventarme gustos para parecer interesante (el simple hecho de decir esto confirma la asquerosa pretensión), por eso aquí está un poco de eso que pretendo ser y no soy, de ese alguien que busca que la gente lo mire o lo lea según el medio utilizado. Acompáñame en este viaje de aceptación del mundo y veamos si lo logro, quédate y lee… si es que aun la gente lee blogs.